Bienvenidos

LO ÚLTIMO

domingo, 30 de noviembre de 2014

La Noche de las Provincias: ¿realmente queremos comunicar?

El viernes 28 de noviembre jugaba Vélez a las 20.30 y tenía una cita familiar para compartir el partido.

No obstante, dado que se desarrollaba el evento "La noche de las provincias" en diecinueve de las Casas de la city porteña, me tomé un ratito para ir hasta Florida 274, a disfrutar de un poco de folklore.

Llegué a las 18.45, justo cuando empezaba a actuar un conjunto de danzas de residentes de Santiago en Buenos Aires. Hicieron maravillas coreográficas dado el escaso espacio del cual disponían: solo el acceso a la Casa de Santiago. Eran unas siete parejas... Bailaron gato, chacarera, zamba, Arunguita, ¡escondido! Y lo más llamativo fue la edad que tenían: ninguno bajaba del medio siglo. Y, sin embargo, sus miradas y cadencias al bailar me robaron el alma. No cesaba de hacer palmas.

Luego le tocó el turno, esta vez sobre el escenario que estaba armado en el medio de Florida, enfrente de la Casa, a un 'guitarrero cantor' de unos treinta años, acompañado por un bombisto y un acordeonista (que después nos enteramos de que era de la Chacarerata Santiagueña). Lamento no recordar su nombre, pero ¡que bien que seleccionó su repertorio! Aparte, fue un deleite escuchar su voz. Como si fuera poco, una chica que estaba al lado de mí me dijo: «¿Bailás?». No me hice rogar...

Éramos unas seis parejas aprovechando todo sitio residual que se podía. Dos cosas noté: todo el mundo sacaba fotos (hasta con cámaras profesionales), y los beneméritos transeúntes pasaban por donde no debían: enfrente del escenario, sin el más mínimo respeto por el espectáculo. O sea, bailábamos esquivando personas. ¡Yo parecía una santiagueña más! Lo más lindo fue la última chacarera doble: la hicimos en cuarto (en un espacio de poco más de dos metros cuadrados).

A la media hora me retiré: tenía que llegar a casa. Pensé que después iba a encontrar galerías fotográficas y filmaciones para poder apreciar lo que había vivido y lo que me iba a perder... ¡¡¡Error!!! Excepto un par de notas (http://goo.gl/3xZblT, http://goo.gl/VObVoX y http://goo.gl/lg8RII), sin fuentes 'declaradas', nadie compartió nada. Recién hoy perdí las esperanzas: mucha promoción pero casi nula repercusión.

¿Por qué no saqué fotos? ¡Sí, adivinaron! Tenía el teléfono con muy poca carga.

Para romper el hielo de las inexistentes 'galerías', comparto acá el escaneado de los souvenirs que me traje: un plano de Santiago (anverso y reverso), un anotador (tapa y una hoja) y una receta de cocina (también anverso y reverso). Nos los dieron luego de la actuación del conjunto de danzas. El plano es ideal para hacer un recorrido virtual con Google Street View.