Bienvenidos

LO ÚLTIMO

sábado, 21 de marzo de 2015

Pinceladas de Japón hechas palabra

No suelo comentar (y menos promocionar) libros, pero este me trasladó, con su magia, a otro universo. Distante, pero posible.

Finales de los 80. Un paraíso perdido en las afueras de Tokio. Una pareja de escritores. Un gato que aparece de la nada…

Esa es, en relato "tuitero", la trama de esta novela escrita por Takashi Hiraide y traducida por Yoko Ogihara y Fernando Cordobés. Impecable la edición; muy cuidada. Cada signo de puntuación está en el lugar preciso. La cubierta, obra de Fondation Foujita, también "vende". La edición original en japonés (Neko no Kyaku) fue publicada en 2001 por Kawade Shobo Shinsha. La traducida al español, en 2014 por Santillana Ediciones Generales, Editorial Alfaguara.

Confieso haberme devorado las cien páginas "y pico" (160 en la edición en papel, 111 en la electrónica) en tan solo tres días (teniendo otras obligaciones, claro). No es común en mí.

Me atrapó. Me costaba tener que dejar de leerlo. Y cada vez que retomaba la lectura, se apoderaba de mí un sentimiento de paz indescriptible. Era como estar en la escena, gozando de las peripecias de Chibi (tal el nombre del felinito); rodeada por una arquitectura que poco a poco fui entendiendo (el glosario, muy minucioso, ayudó bastante) y por un paisaje ajeno que terminé adoptando como propio.

El invierno llegó. Poco a poco, Chibi empezó a formar parte de nuestra rutina diaria, de igual manera que una pequeña corriente de agua brota de un manantial, empapa el suelo y perfila una inclinación imperceptible en el terreno.

Algunos sitios donde conseguirlo (formato epub)