Bienvenidos

LO ÚLTIMO

jueves, 15 de octubre de 2015

Mapa de sitios electrónicos confiables

El viernes 9 de octubre por la mañana se llevó a cabo Enseñar a Nativos Digitales. Primera Jornada de Educación Digital, convocada por la Universidad Católica Argentina (UCA), la Fundación SM y la Academia Nacional de Educación (ANE).

El encuentro tuvo dos paneles principales: Los desafíos de la educación en la era digital y Las experiencias federales en el aula; se desarrolló en la sede de la UCA de Puerto Madero, en el auditorio San Agustín.

A sala llena, a pesar de transmitirse por internet, hubo representantes de Ciudad de Buenos Aires, Buenos Aires, Córdoba, Santiago del Estero y Santa Fe; quienes debatieron las características del alumno nativo digital y su entorno y expusieron los avances logrados en materia de inclusión digital en el aula y las peripecias que debieron sortear.

A propósito, vale recordar que fue Marc Prensky, allá por el 2001, quien acuñó los términos nativo digital e inmigrante digital (para diferenciar al que "nace con" del que "se adapta a" las nuevas tecnologías). Su libro: Enseñar a inmigrantes digitales, fue traducido al español en el 2011 y publicado por Ediciones SM en formato digital (epub) y analógico (papel). Un ejemplar en papel fue entregado a cada uno de los presentes.

Pero hubo alguien que se llevó los aplausos y las sonrisas cómplices del auditorio todo: el «Espadachín de las Letras y la Educación» (denominado así por la diputada Victoria Morales Gorleri en ocasión de ser designado como Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires).

El Dr. Pedro Luis Barcia fue el primer "orador" que tuvo la Jornada. Este gualeguaychense de Cáncer (28 de junio) puede jactarse de tener: 4 hijos, 9 nietos, 35 años de casado, 76 de edad, unos 185 cm de estatura... y más de 300 obras publicadas. Y encima genera empatía.

En esta ocasión presentó el libro Mapa de sitios electrónicos confiables; el cual plasmó conjuntamente con las bibliotecarias María Adela Di Bucchianico (AAL) y Viviana Mónica Calegari (ANE). Esta obra fue distinguida por el Honorable Senado de la Nación como de interés cultural y educativo (Res.740/15). Las versiones digitales (formatos epub y pdf) pueden descargarse gratuitamente desde la página de la ANE. Un ejemplar en papel fue entregado a cada uno de los presentes. En su contratapa se lee [las negritas son mías]:

El lector tiene en sus manos una brújula para orientarse con seguridad en sus navegaciones exploratorias en búsqueda de información cierta sobre diversidad de campos y temas. Es un auxiliar eficaz para alumnos, maestros, profesores, bibliotecarios y público en general. La materia explorable está ordenada por ámbitos y disciplinas, y cada sitio está caracterizado para su mejor elección por parte del visitante.

Frente a la perplejidad del arranque ("¿Por dónde empezar?") o la indicación vaga e imprecisa ("Averigüe el sentido del mito de Narciso"), esta obra le ofrece una hoja de ruta para andar derroteros firmes hacia el objetivo de su interés.

La red de redes es una oferta vastísima de material informativo de primer nivel junto a refritos y copias de copias, que extravían al cibernauta que procura rastrear un tema. Es nuestro interés darle puertos firmes y de buen calado para que su viaje sea más fluido y productivo.

Cada mención a sitio web está acompañada de una miniatura de la página, una descripción y la temática que abarca. Ideal la versión digital, ya que con solo un clic se llega a destino.

Antes de comenzar el evento, tuve la gratificante oportunidad de fotografiarme con semejante proeza de ser humano. Eran las 8.42 (UTC -3).


En lugar de ir a disfrutar de su merecido cafecito en la pausa, otra media hora pasaría Barcia dedicado a su público; esta vez, firmando ejemplares, incluido el de la «Presidenta del grupo de fans...», tal como me puso en el que tengo en mi poder.




Resulta de interés visitar el resto de la Biblioteca Digital de la ANE, como así también tener en cuenta la Breve biblioteca de urgencia propuesta por el genio de Barcia. Si soy fan, que no se note.

Y como fan me doy el gusto de recomendar la que, a mi parecer, es la obra maestra del Espadachín (como coordinador y como autor): No seamos ingenuos. Manual para la lectura inteligente de los medios (2008, solo impreso en papel, 432 págs., Santillana). El mismo es, según lo anunciado en su contratapa [las negritas son mías], «una invitación dirigida especialmente a padres y maestros interesados en conocer los diversos lenguajes y recursos retóricos de los medios y de los efectos que producen».

Y es su obra maestra con creces: uno termina el libro muy satisfecho, sintiendo que valió la pena haber invertido hasta el último segundo en desasnarse de todos los intríngulis de cada medio. IMPRESCINDIBLE: todos deberíamos leerlo. Así de simple. Como si fuera poco, en navegabilidad se parece a Rayuela, de Cortázar: uno puede empezar el libro en cualquier parte. Todo contenido está explicado en el contexto en el cual se desarrolla, con llamadas a los lugares que correspondan si es necesario.

Barcia es el vivo ejemplo del docente de alma que, independientemente de los títulos académicos que ha obtenido, centra su vida en enseñar, a través de sus obras, todo lo que aprende. No se guarda nada.

Enlace complementario