Bienvenidos

LO ÚLTIMO

domingo, 28 de febrero de 2016

Signos del español en teclados «qwerty» físicos

Dispositivos diversos. Diversos teclados. Y ante tal diversidad se genera el caos: «¿Cuál es el código de la arroba?», «¿Cómo coloco los acentos?», «¿Cómo hago la eñe?»…

Preguntas comunes que se suceden, una tras otra, cuando el teclado no está bien configurado o lo estamos estrenando y no damos pie con bola en su uso.



• Antecedentes

Hace una ponchada de años que dos tipos de teclados qwerty, el español y el latino, pululan en el mercado hispanoamericano.

Entendemos por teclado qwerty a toda disposición de teclas que emula a la de las máquinas de escribir inglesas; cuyas primeras seis letras de la primera fila alfabética superior, leídas de izquierda a derecha, responden a esa secuencia.

Atrás quedaron las épocas del DOS (Disk Operating System), donde debimos aprender a lidiar con ambas disposiciones de teclados. Existía un archivito de sistema denominado Autoexec.bat; se cargaba al inicio y servía para indicarle al sistema operativo algunas características del equipo: el tipo de teclado entre ellas. Es así que contenía una línea de comando que rezaba: «keyb la,,C:\dos\keyboard.sys», si el teclado era latino; si era español, se cambiaba el la por sp.

Estamos hablando de mediados de los años 90, cuando recién comenzaban a popularizarse, al menos en Argentina, los ordenadores personales.

Con el tiempo, la interfaz por línea de comandos (DOS) fue cediendo terreno a la gráfica (Windows y similares) y ahora casi toda la configuración se modifica por medio de clics (mejor o peor, eso queda a criterio de cada uno)… Pero los problemas generados por el uso siguen siendo los mismos.

• Características

Ambos se destacan claramente del inglés porque poseen nuestra queridísima y española eñe… Pero entre ellos cambian de ubicación algunos otros signos: la arroba, la barra invertida, los signos de apertura de interrogación y de exclamación, el acento agudo, la diéresis, las llaves y los corchetes (entre los más utilizados).

En las imágenes siguientes se pueden apreciar los caracteres que sufren modificaciones (resaltados en rojo) entre ambas disposiciones de teclados.

A la vez se han destacado (con estrellitas celestes numeradas) algunas teclas; cuyas funciones, enfocadas en la edición de textos, se detallan a continuación.
  • 1. Escape. Alias: manotazo de ahogado. Cancela o aborta la aparición de cajas de diálogo emergentes.
  • 2. Intro o Entrar (Enter). En procesador de textos, finaliza un párrafo e inicia otro. En un chat, publica. En resumidas cuentas, indica al sistema que debe concretar o ejecutar algo.
  • 3. Retroceso (Backspace). Borra hacia la izquierda un carácter con cada pulsación; también, elimina texto u objeto seleccionado.
  • 4. Tabulador. En párrafos, genera sangría manual; en formularios o tablas, saltos de celda en celda.
  • 5. Mayúsculas (Shift). Manteniéndola presionada, permite la escritura de los símbolos que están en la parte superior de las teclas, como asimismo de las mayúsculas.
  • 6. Bloqueo de Mayúsculas (Caps Lock). Una pulsación la activa; otra, la desactiva. Realiza, mientras está activa, lo mismo que Mayúsculas (5), sin tener que mantenerla presionada.
  • 7. Control. En combinación con otras teclas, cumple importantes funciones. Por ejemplo: Control + X (cortar); Control + C (copiar); Control + V (pegar) o Control + P (imprimir).
  • 8. Menú Inicio. Ideal para cuando no funciona el ratoncito: hace aparecer el menú en cuestión. También sirve Control + Escape.
  • 9. Alternativa (Alt). Su uso más generalizado es para la inserción de caracteres especiales. Entre ellos: Alt + 0171 («) o Alt + 0187 (»).
  • 10. Barra espaciadora (Spacebar). Genera un espacio. En objeto o texto seleccionado, borra (aparte de generar un espacio).
  • 11. Gráfico Alterno (AltGr). Similar a Mayúsculas (5), solo que sirve para escribir los signos que están en el sector inferior derecho de algunas teclas. Ejemplo: AltGr + 2 (en el español) o AltGr + Q (en el latino) permiten la aparición de la @ (arroba). En lugar de AltGr puede utilizarse también Control + Alt.
  • 12. Menú. Hace aparecer el menú contextual. Equivale a hacer clic en algún elemento con el botón secundario del ratón.
  • 13. Suprimir (Delete). Borra hacia la derecha un carácter con cada pulsación. También, al igual que Retroceso, elimina texto u objeto seleccionado.
  • 14. Sobrescribir (Insert). Una pulsación la activa; otra, la desactiva. Permite, mientras está activa, reemplazar un carácter por otro, ocupando su lugar (no corre el texto, sino que escribe "encima"). Está habilitado por defecto en Excel; no así en Word, donde hay que activarlo desde: Opciones de Word > Avanzadas > Opciones de edición > (Tildar casilla de verificación) Usar la tecla Insert para controlar el modo Sobrescribir.
  • 15. Bloqueo de desplazamiento (Scroll Lock). Una pulsación la activa; otra, la desactiva. Mientras está activa, inmoviliza el cursor y a la vez permite el desplazamiento. Similar a la rueda central del ratón o a las barras de desplazamiento. En Excel, por ejemplo, sirve para desplazarse por la hoja sin que la celda donde uno está posicionado se vea afectada.
  • 16. Impresión de pantalla (Print Screen). Presionando esta tecla, se envía al portapapeles lo que esté en pantalla. La combinación Alt + Impr Pant, en cambio, realiza una instantánea solo de la ventana activa. En cualquiera de los dos casos, luego se la puede "levantar" por algún editor de imágenes (o pegarla en el mismísimo procesador de textos y recortarla a gusto).
  • 17. Bloqueo de números (Number Lock). Una pulsación la desactiva; otra, la activa (que es como está por defecto en el arranque). Activada, permite utilizar como tales los números de la derecha del teclado (diferenciados en azul). Desactivada, habilita a esas mismas teclas como direccionales (izquierda, derecha, arriba, abajo, inicio, fin, avance de página, retroceso de página).
  • Nota. Habitualmente las teclas de bloqueo (17, 6 y 15, resaltadas con borde rojo) tienen un sistema lumínico de advertencia cuando están activadas; en este caso, arriba a la derecha (NUM, CAP, SCR).

Prosiguiendo con las diferencias entre los teclados español y latino, para los que tecleamos al estilo de antaño (tipo mecanógrafo) el cambio más molesto es, sin duda, el acento agudo. Ubicado a la derecha de la eñe en el español, pasa a estar a la derecha de la pe en el latino. Tal es así que terminamos haciendo corchetes de apertura si tenemos un teclado latino y estamos acostumbrados al teclado español; o el acento grave en el caso inverso (que muchas veces no lo advertimos hasta que ya es tarde; o sea, cuando lo que hemos escrito ya fue publicado :().

• Diagnóstico y configuración

Pero… ¿qué pasa si la tecla donde está "dibujado" el acento no "hace" el acento?

Raro es que venga con esta falencia de fábrica. Sí es común que se produzca por reinstalación de sistema operativo o reemplazo de teclados. Total, mientras tenga la eñe, todo sirve para el que compra, licita o importa. Nadie suele fijarse en los pequeños detalles; excepto quienes lo usamos.

Ponemos, pues, manos a la obra para diagnosticar qué caranchos pasa.

Para ello, abrimos algún procesador de textos y presionamos la tecla que está debajo de Escape (Esc), en el ángulo superior izquierdo. Si visualizamos en la pantalla un lindo signito de barra vertical (|), el teclado está configurado como latino. Si lo que vemos en la pantalla, en cambio, es el signo de grado (°), el teclado está configurado como español.

Ojo. Que "esté configurado como" no implica que el teclado lo sea. Nuestro objetivo es que lo que veamos en pantalla COINCIDA con lo que está escrito en la tecla que pulsamos.

Si no coincide, es entonces cuando deberemos proceder a cambiar la configuración del teclado, según se observa en la siguiente secuencia de imágenes (donde se cambia de un teclado latino a uno español).


En resumidas cuentas: Panel de control > Configuración regional y de idioma > Teclados e idioma > Cambiar teclados… > Agregar… > (Agregar idioma de entrada y) Aceptar > (Cambiar idioma de entrada por omisión y) Aceptar. Opcional: quitar los demás teclados; aquellos que no se usan.

Distinto es el caso en el cual el teclado queda "tildado", sin responder o haciendo caracteres extraños. O sea, de pronto dejó de escribir como antes; quedó 'desmemoriado'. De ser así, se DESCONECTA el teclado del ordenador y se vuelve a conectar (o también reiniciar) y todo vuelve a la normalidad. Es un problema de estática, más común de lo que se piensa.


He agrupado en este apartado tres casos particulares, muuuy comunes. Los dos primeros corresponden a teclados integrados al dispositivo (netbook y notebook); el tercero, a uno que puede "endosársele" (a la tableta o, por qué no, al tabléfono). Para los dos primeros aplica el tema de la configuración planteado para PC (aunque es extraño que haya problemas, ya que habitualmente vienen seteados de fábrica; salvo que "alguien" haya "metido mano"); el tercero, zafa: su "chiperío" hace que el dispositivo al cual se lo "endosa" lo detecte automáticamente.

La mayoría de las portátiles dispone de una tecla de función (Fn) que habilita un teclado numérico alternativo (Fn + NumLK). Esa tecla de función habilita también otras yerbas, adosadas a las teclas de función numeradas y demás (en la parte inferior de la primera línea superior de teclas); tales como volumen, reproducción, brillo, wifi, etcétera. El teclado español de la Netbook Asus EEPC 1005PE responde a esas características.

Para la inserción de caracteres especiales en estos dispositivos, debemos recurrir a la presión de una teclita más: la de función (Fn). Entonces la combinación nos queda: Fn + Alt + [código]; escrito este último con los dígitos del teclado numérico alternativo, sin presionar NumLK (ejemplo: Fn + Alt + 0133 para los puntos suspensivos). Si por esas cosas del destino, el teclado se empaca en no reconocer esa combinación, habrá que habilitar el teclado numérico alternativo (Fn + NumLK), escribir el carácter deseado (Alt + [código]) y deshabilitarlo luego.

El latino de la Notebook Dell Inspiron 14z, en cambio, es sumamente "sintético", por calificarlo de alguna manera. La única tecla de bloqueo que posee es la de mayúsculas (Bloq Mayús), con una lucecita en la misma tecla que se enciende cuando está activada (carece, pues, de teclado numérico alternativo). La tecla de función (Fn) y las de las funciones que pueden activarse con ella están identificadas en anaranjado, para poder distinguirlas fácilmente del resto.

El teclado español Dash (para tabletas de 7'' a 10'' con soporte y conector mini usb) ofrece una curiosa (y algo molesta) disposición de teclas. El ahorro de espacio hizo que teclas indispensables terminen siendo desplazadas abajo, al lado derecho de la barra espaciadora, dificultando su utilización. A saber: la de los signos de apertura de interrogación y exclamación; la de diéresis, acento agudo y llave de apertura; y la de cedilla y llave de cierre. Por otro lado, tiene una tecla dedicada al bloqueo de números (Bloq Num; destacada en azulado, como así también las teclas que afecta), independiente de la de función (Fn; destacada en rojizo, al igual que las funciones que habilita). Por último, las tres teclas de bloqueo tienen su lucecita correspondiente, al igual que en el teclado estándar de PC.

Lamentablemente, la escritura de aquellos caracteres especiales que resultan de la combinación de Fn + Alt + [código] (Alt + [código] en compu de escritorio) resulta infructuosa en los dos últimos tecladitos. El teclado para tableta, no obstante, solo ha sido probado bajo entorno Android; habría que ver si funciona en otros sistemas operativos.


Contrariamente a lo que parece, el tecladito del Samsung Ch@t 222 GT-E2220 es completísimo.

Presionando cualquiera de las teclas alfanuméricas se obtiene el carácter inferior en minúscula. Caracteres españoles como la eñe, presionando dos veces la ene; la cedilla, presionando dos veces la ce; vocal acentuada, presionando dos veces la vocal; diéresis, presionando tres veces la u.

Mayúsculas presionada una vez, permite escribir una sola vez ese carácter inferior en mayúscula; presionada dos veces (en el ángulo superior derecho de la pantalla aparece un candadito con el nombre de la tecla), cualquier cantidad de veces ese carácter, hasta que vuelva a presionarse Mayúsculas.

Alt presionada una vez, permite escribir una sola vez el carácter superior; presionada dos veces (en el ángulo superior derecho de la pantalla aparece un candadito con el nombre de la tecla), cualquier cantidad de veces ese carácter, hasta que vuelva a presionarse Alt.

Sym se lleva los laureles. Activa la aparición en pantalla de una lista de caracteres especiales no contemplados en el teclado, que se insertan seleccionando el número que figura al lado de cada uno de ellos (las pantallas sucesivas se obtienen con las direccionales, hacia abajo o arriba, del botón central). Entre esos caracteres merecen especial mención: los signos de apertura de exclamación y de interrogación; los corchetes; las llaves; y nuestras queridísimas, beneméritas y nunca bien ponderadas comillas latinas.

Todas estas características están presentes en otros modelos de la marca, con ligeras variantes (por ejemplo, en lugar de presionar dos veces la ene para hacer la eñe, se mantiene pulsada la tecla y aparece un menú contextual en pantalla para seleccionar por tacto).

Por medio de los escasísimos ejemplos aquí descriptos, solo he intentado mostrar un pantallazo del parque informático dedicado a este tipo de teclados: los qwerty físicos "con eñe"; y cómo subsistir pese a los embates de otros idiomas que condicionan nuestra dicción y, por ende, también nuestra escritura.


Jamás ha encontrado esta bloguera un manual para teclado. Mucho se habla de las características del dispositivo: sistema operativo, memoria, pantalla, capacidad de almacenamiento, procesadores, etcétera… Pero del teclado, NADA. A lo sumo, solemos fijarnos (en las publicaciones o in situ) si tiene la eñe o si tendremos que lidiar con códigos que, a la postre, no sabemos de antemano si funcionarán o no.

Es más… ¿Cuántos de nosotros hemos desistido de la compra de alguno de estos artefactos solo porque el teclado no nos satisface? Mejor no quiero saber la respuesta.

Varias pueden ser las causas por las cuales decidamos sacrificar la comodidad de escribir en nuestro idioma por la de obtener un dispositivo con mejores prestaciones. Quizás, nos lo han regalado; tal vez, ha sido producto de una importación del país del norte… Y cuando nos disponemos a desatar nuestra rebeldía literaria por medio del teclado, ¡zas!: terminamos escribiendo sin acentos, sin eñes y otras menudencias. ¡Chau RAE, Fundéu, ASALE y demás asociaciones lingüísticas! Todos sus esfuerzos han sido en vano.

Otro recurso sería reformular la frase que uno quiera escribir para que solo contenga caracteres propios del inglés… ¡Pero es muy engorroso! Sin ir más lejos, me viene a la memoria el lío que tuve que hacer para recuperar el acento agudo de mi nombre en mi documento.

En fin, a modo de paliativo, he armado un listadito con algunos códigos que pueden llegar a sernos útiles; independientemente de los teclados que tengan los dispositivos que usemos. Todo apunta a que podamos desenvolvernos con mayor soltura en nuestro riquísimo idioma.

CarácterDescripciónCódigo ANSICódigo HTML

Espacio fijo o indivisible (Ctrl + Mayús + Espacio en Word)(Fn +) Alt + 0160 
«
Comillas angulares de apertura(Fn +) Alt + 0171«
»
Comillas angulares de cierre(Fn +) Alt + 0187»
Comillas dobles de apertura(Fn +) Alt + 0147“
Comillas dobles de cierre(Fn +) Alt + 0148”
Comillas simples de apertura(Fn +) Alt + 0145‘
Comillas simples de cierre(Fn +) Alt + 0146’
Puntos suspensivos(Fn +) Alt + 0133…
¡
Exclamación de apertura(Fn +) lt + 0161¡
¿
Interrogación de apertura(Fn +) Alt + 0191¿
Raya(Fn +) Alt + 0151—
Menos(Fn +) Alt + 0150–
@
Arroba(Fn +) Alt + 0064@
á
A latina minúscula con acento agudo(Fn +) Alt + 0225á
é
E latina minúscula con acento agudo(Fn +) Alt + 0233é
í
I latina minúscula con acento agudo(Fn +) Alt + 0237í
ó
O latina minúscula con acento agudo(Fn +) Alt + 0243ó
ú
U latina minúscula con acento agudo(Fn +) Alt + 0250ú
ü
U latina minúscula con diéresis(Fn +) Alt + 0252ü
ñ
Eñe minúscula(Fn +) Alt + 0241ñ
Á
A latina mayúscula con acento agudo(Fn +) Alt + 0193Á
É
E latina mayúscula con acento agudo(Fn +) Alt + 0201É
Í
I latina mayúscula con acento agudo(Fn +) Alt + 0205Í
Ó
O latina mayúscula con acento agudo(Fn +) Alt + 0211Ó
Ú
U latina mayúscula con acento agudo(Fn +) Alt + 0218Ú
Ü
U latina mayúscula con diéresis(Fn +) Alt + 0220Ü
Ñ
Eñe mayúscula(Fn +) Alt + 0209Ñ

Ante la imposibilidad de ingresar directamente por teclado algún carácter contemplado en el listadito precedente, podremos valernos de la tecla Alt (o Fn + Alt, si operamos en una portátil que disponga del numérico alternativo) para ingresar el mismo.

Si estamos editando en html, podremos hacer uso de la simbología propia de este lenguaje. Por ejemplo en Blogger, si queremos escribir la frase: «¡Chau RAE, Fundéu, ASALE y demás asociaciones lingüísticas!», nos vamos a la pestaña HTML e ingresamos:

«¡Chau RAE, Fundéu, ASALE y demás asociaciones lingüísticas!»

Haciendo clic en la pestaña Redactar, veremos el texto "traducido". En negrita se ha resaltado el espacio indivisible, ya que deja "unidas" las dos últimas palabras ante un eventual final de párrafo (cuestión de estilo, más que nada); al respecto, muy buena la nota de Pablo Muñoz Sánchez. Ideal también para preceder a símbolos de unidades, que deberían ir separados de las cifras que referencian, evitando con ello que tanto unas como otros queden en líneas distintas.


Por último, si ninguno de los métodos explicados ofrece un resultado satisfactorio, todavía nos queda un recurso más: el eterno Mapa de caracteres. Llegamos a él haciendo el recorrido: Inicio > Todos los programas > Accesorios > Herramientas del sistema > Mapa de caracteres (o, todavía más fácil, buscando «Mapa» desde el buscador del menú Inicio, como ilustran las imágenes siguientes). Clic en el símbolo, clic en Seleccionar, clic en Copiar. Pegamos en aplicación de destino. Así de simple.



Como frutilla de postre, este arcaico adminículo (en su real expresión: «Objeto que se lleva en prevención para servirse de él en caso de necesidad», según el DLE) complementa con creces a aquellas portátiles que no tienen teclado numérico alternativo (como la Dell mencionada anteriormente). Se utiliza la combinación Alt + [código] (igual que para PC de escritorio).

Para la pregunta del millón: «¿Amerita desperdiciar un puerto para escribir un par de caracteres especiales de vez en cuando?»; mi respuesta, al menos, es afirmativa. Cada uno evaluará la conveniencia o no de quedarse sin puertos disponibles por la comodidad de la inserción de caracteres cuando le venga en gana.

Lo de "quedarse sin puertos" es literal. Uno para el ratón (que, aunque sea inalámbrico, lo ocupa igual), otro para el teclado numérico… ¡y otro para el disipador de calor (al menos en verano)! Pero… siempre estos periféricos nos traen sorpresitas: el teclado numérico viene con dos puertos USB. Y sé que algunos disipadores también los traen. Todo tiene solución. Lo que sí, se pierde una enormidad de tiempo conectando todos los cablecitos para algo que se supone que es portátil. Pero ese ya es otro tema.