Bienvenidos

LO ÚLTIMO

lunes, 27 de agosto de 2018

Terminal portátil para Sube

Bajo el lema: «¡Ahora podés cargar tu tarjeta estés donde estés!», la empresa encargada del desarrollo y la implementación del sistema SUBE, Láser Argentina S. A., ideó un dispositivo para salvar los baches virtuales y facilitarnos la tarea de contar SIEMPRE con saldo en la tarjetita SUBE.

Se trata de un lector de tarjetas miniPROX compatible con SUBE (con un cable USB para conectar a computadora y un adaptador de USB a micro USB para conectar a móvil). Todo por ARS 780 (al día de hoy). Pero… ¿para qué sirve?; ¿conviene comprarlo? O aún peor: ¿lo vale? Veamos…

¿Qué se podía hacer en forma VIRTUAL hasta ahora?

Obtener la tarjeta. A través de la web de SUBE. Se recibe por correo «presencial» dentro de los 10 días hábiles (fue novedad allá por febrero del 2012).

Registrar la tarjeta. También a través de la web de SUBE. Tener la tarjeta registrada permite ver los movimientos y recuperar saldo en caso de extravío o choreo.

Consultar movimientos. Exclusivamente en Mi SUBE, vía computadora o móvil (descargando la aplicación). Hay que tener en cuenta que los saldos se actualizan cada 72 horas (suele suceder que algunos viajes no figuren, pero sí impactan en el saldo… cada 72 horas).

Cargar la tarjeta. Con tarjeta de débito: vía home banking (computadora o móvil). Con tarjeta de crédito o débito: vía Mercado Pago (sólo móvil).

¿Qué se agrega…?

Acreditar la carga y consultar el saldo «real» (recordemos que Mi SUBE actualiza cada 72 horas). Lo más liviano era recurrir a una Terminal Automática SUBE (TAS)… Pero eso de virtual no tenía ni tiene nada. Por esta causa y otras varias se fue convirtiendo en moneda corriente el: «¡Uy, tengo que recargar la SUBE y… [colocar en lugar de los puntos suspensivos lo que se te antoje]!». Estabas salvado si tenías una boca de subte cerca… Y un cajero para sacar efectivo y poder solventar la operación. Eso se acabó.

¿Qué necesitamos?

Tarjeta de débito o crédito con saldo suficiente (desde ARS 50 hasta ARS 800 por homebanking o banca móvil; desde ARS 50 hasta ARS 200 por aplicación de Mercado Pago).

Tarjeta SUBE.

Computadora (con SO Windows 7 o superior y puerto USB) o móvil (con SO Android 4.4.1 Kitkat o superior y puerto micro USB).

Conexión a internet.

— Aplicaciones Mercado Pago o banca móvil; o acceso a homebanking (para móvil o computadora, respectivamente). Instalarlas u obtener los permisos necesarios.

— El dispositivo de Conexión Móvil SUBE. Se adquiere por intermedio de su propia página y se puede abonar en cuotas con Mercado Pago. En mi caso lo compré el 12 de agosto (a ARS 490) y cinco días después, según me informó Mercado Pago, estaba disponible para retirarlo en el CAS (Centro de Atención SUBE) que seleccioné: el de Congreso. Cuando vayas a retirarlo, no te olvides de llevar fotocopia del DNI e impresión del comprobante de compra (te lo envía Láser Argentina a tu correo apenas se hubo acreditado el pago), donde figura el número de pedido. Si te has olvidado (me incluyo), no importa: el personal del CAS se encarga de fotocopiarte el DNI y de anotar velozmente en un papelillo el número de pedido que le das a leer desde el correo de tu telefonito.


— Aplicación Conexión Móvil SUBE (CMS) para Android o para Windows. En este último caso hay que bajar e instalar el programa, conforme se ilustra en las imágenes siguientes. El ícono es igual para ambos sistemas operativos.


El paso a paso

Las pruebas se hicieron con dos tarjetas SUBE: una registrada y otra no. Ambas recargas fueron hechas desde Mercado Pago.

Luego, a una se le acreditó la carga por CMS para Windows y a la otra, por CMS para Android. Se comprobó que, efectivamente, no es necesario registrar la tarjeta para operar con el aparatito y que el lector del aparatito anda bárbaro (la tarjeta registrada estaba en condiciones deplorables).

Recarga desde Mercado Pago

Youtube, Mercado Pago, «Billetera virtual Mercado Pago... ¿Cómo recargar tu SUBE con la App?», 45 s, 1 de diciembre de 2017


Al día de hoy y en la primera carga, Mercado Pago ofrece un 25 % de descuento.

Iniciamos la aplicación, seleccionamos «Cargar SUBE», ingresamos el número de la tarjeta, el nombre (puede ser que lo detecte automáticamente, como pasó con la primera tarjeta que se ingresó), el importe a recargar y el medio de pago. Completamos la operación con los parámetros de seguridad que requiere el sistema. Así procedemos con todas las tarjetas a las cuales queramos cargarles saldo. Las mismas quedan ya guardadas en el perfil del usuario, conforme se observa en la última de las imágenes siguientes.


Se reitera que este procedimiento también puede realizarse por homebanking o banca móvil. Allí también quedan guardados los datos que se ingresan.

Acreditación de carga y consulta de saldo

Primero iniciamos la aplicación. A la izquierda se observa la interfaz de CMS para Windows (no se ejecuta en pantalla completa); a la derecha, la de CMS para Android. Se observa un alerta que dice: «Conectá tu dispositivo».


Luego conectamos el dispositivo CMS a la computadora mediante el cable USB; o al móvil, agregándole en esta ocasión la ficha adaptadora de USB a micro USB. A la izquierda vemos el «montaje» para Windows; a la derecha, el «montaje» para Android. Se observa que se han habilitado las opciones de «Acreditar cargas» y «Consultar saldo».


Se hace la aclaración de que la opción «Cargas acreditadas» solo permite observar las cargas que se hicieron en esa terminal. No muestra un «historial» de cargas de la tarjeta (incluso se nota que está habilitada dicha opción aún antes de conectar el dispositivo).

Por último, apoyamos la tarjeta en el lector y seleccionamos «Acreditar cargas» o «Consultar saldo»; el sistema procesa los datos y nos devuelve el resultado de la operación solicitada. Las dos imágenes siguientes nos muestran una carga acreditada y una consulta de saldo, respectivamente.


Es interesante saber que «Consultar saldo» sirve también para obtener el número de tarjeta (si es que dicho número estuviese ilegible y fuese necesario para, por ejemplo, ingresarlo por primera vez en alguno de los sistemas de pago).

Youtube, Tarjeta SUBE, «¡Llegó Conexión Móvil!», 31 s, 1 de agosto de 2018


Conclusión

Es otra opción más que permite realizar todo absolutamente virtual; superfluo para algunos, innovador para otros, indispensable para varios (como los que estábamos en la cola interminable del CAS Congreso el miércoles 22).