Bienvenidos

LO ÚLTIMO

lunes, 1 de mayo de 2017

Novedades aduaneras 2017: el Puerta a Puerta

Algunos argentinos fuimos mudos testigos y obligados partícipes de interminables esperas, sociabilizadoras colas y rauda lectura de diversos cartelitos luminosos durante casi tres años (2014, 2015 y 2016) .

Nos fuimos convirtiendo, sin pretenderlo, en "gestores aduaneros especializados en paquetitos chinos".

Ya no más. Con el debido cuidado, ahora es posible que el cartero recupere su rol; volver a ser aquel señor que traía "regalitos" para el deleite de niños, jóvenes y adultos.

Las nuevas normativas

Desde fines de agosto del 2016 entró en vigencia el sistema Puerta a Puerta.

El siguiente video sirve como introducción a esta nueva modalidad de adquisición de productos fuera de nuestro país, vía internet.

AFIP: Resolución General Nº 3915 para correo oficial

Se han obviado algunas "cosillas", que solo salen a la luz mediante la benemérita práctica… y consiguiente rompedero de cocos si es que uno lo ignora.

Consideraciones generales antes de comprar

Si queremos que nuestra transacción internacional sea exitosa, viene bien tener en cuenta las siguientes precauciones:

Tarjeta de crédito: INTERNACIONAL. No necesariamente tiene que ser nuestra (otra personita puede pagarnos la compra).

Peso de cada paquete: hasta 2 kg. Si excede, no corresponde Puerta a Puerta y se lo debe retirar en sucursal.

Cantidad de dinero a erogar por paquete: inferior a USD 200. Si excede, no corresponde Puerta a Puerta y se lo debe retirar en sucursal.

Exención de impuestos: hasta USD 25, aplicable solo al importe del primer paquete.

Derechos de importación: 50 %. Aplica sobre el excedente de USD 25 del importe del primer paquete y sobre la totalidad del importe del segundo y siguientes.

Verificación aduanera. Se puede comprar un objeto por USD 200; pero no 100 de USD 2 cada uno, por ejemplo. En el segundo caso se podría conjeturar que hay intención de obtener ganancia. Y no está permitido porque es para uso personal. Si bien no se especifica un máximo de objetos iguales por paquete, quizás sería prudente no excederse de ¿tres?

Identificador o código INTERNACIONAL de envío. Asegurarse de que la empresa donde uno compra lo otorgue (algunas lo cobran). Es fundamental para el seguimiento.

Dirección de entrega. Al agregar una dirección de entrega en la web, tener la  precaución de colocar en el campo "Calle" tanto el nombre como el número y el piso (en uno de los envíos del 2016 no figuraba el número y demoré horrores en poder retirarlo de la Aduana). Recordar también que NO NECESARIAMENTE la dirección declarada al comerciante debe ser la que figura en nuestro DNI.

AFIP. Clave fiscal nivel 3 y aceptación de datos biométricos.

Correo Argentino. ARS 100 en concepto de gestión de aduana.

Clave fiscal y datos biométricos

Para poder hacer uso del nuevo sistema, ahora se debe tener clave fiscal nivel 3 (antes el mínimo era nivel 2) y los datos biométricos aceptados en la web de AFIP.

Si no se cuenta con ellos, el primer paso es sacar turno en la web de la AFIP con tiempo. No es necesario loguearse. Sí contar con CUIL o CUIT. En Trámite hay que seleccionar: Clave fiscal personas físicas.

Si estamos cerca del barrio de Montserrat, está genial la Casa Central Plaza de Mayo de la AFIP (Hipólito Yrigoyen 370, CABA): te atienden al toque y, encima, amablemente. Sólo es necesario llevar DNI (original y fotocopia) y el turno web impreso.

Se sugiere ir bien "arreglado", porque los datos biométricos incluyen: firma, huellas digitales… y FOTITO (con mesura, es posible pedirle a la persona que nos atienda que nos la muestre y, si no nos gusta, que nos la vuelva a sacar).

Ingreso a la web de AFIP

Este procedimiento, rutinario para algunos, es importantísimo "aprendérselo de memoria", porque deberemos usarlo en varias oportunidades.

Para ello, iremos a la web de la AFIP > Acceso con CLAVE FISCAL (clic en INGRESAR) > (completar) Tu número de CUIL/CUIT/CDI (clic en SIGUIENTE) > (completar) Tu clave (clic en INGRESAR).


Confirmación de datos biométricos

La primera vez que ingresemos, luego de haber realizado el trámite presencial en AFIP, aparecerá la pantalla de Aceptación de Datos Biométricos, donde se nos advierte que se encuentra pendiente la aceptación de dichos datos (flecha en rojo, primera imagen). Debemos entonces hacer clic en Aceptar Datos (recuadro al pie, primera imagen). Listo. Los datos fueron aceptados (segunda imagen). Aparece un seguido de la fecha en que hemos realizado la aceptación (30/11/2016, en este caso).


Cerramos sesión y nos despedimos de la paginita por ahora, hasta que nos llegue el telegrama.

Seguimiento del envío

Mientras tanto, podemos efectuar el seguimiento de nuestro paquetito.

Para ello tenemos a disponibilidad la web de Correo Argentino. Solo necesitamos el identificador INTERNACIONAL de envío (1) que debió habernos dado el comerciante cuando despachó el pedido.

La compra del ejemplo fue realizada el 19 de enero y despachada por el comerciante el 21 de enero… Pero recién "salió" de Singapur el 8 de febrero. Ahí nomás tenemos casi tres semanas de demora. ¿Causa? El Año Nuevo Chino.

Una vez que arriba a Argentina se genera el identificador NACIONAL de envío (2), que nos servirá para llenar formularios en la web de la AFIP.

Tenemos que estar atentos a la leyenda «LLEGADA AL CENTRO DE PROCESAMIENTO» (3): en unos días recibiremos el telegrama (dicha recepción no queda asentada en los movimientos).

Por último, en el encabezado de la consulta aparecen tres ítems que, en un principio, uno no sabe para qué son (4): Código Electrónico de Pago Gestión Correo Argentino, Trámite AFIP y Gestión Correo Argentino.

Recepción del telegrama

Desde la llegada al Centro de Procesamiento (15 de febrero) hasta la recepción del telegrama (22 de febrero, fechado el 21), pasaron siete días.

Es en ese telegrama que se pone sobreaviso al destinatario sobre los pasos a seguir para recibir el paquetito: cumplir con requisitos en web de AFIP (con clave fiscal nivel 3 y datos biométricos aceptados, proceder al llenado de los formularios) y abonar ARS 100 a Correíto Argentino. De ahí la importancia de tenerlo en cuenta antes.

Abono a Correíto Argentino

Si bien está mencionado en segundo término en el telegrama, conviene hacerlo primero porque demora bastante en impactar en el sistema. Para ello nos valdremos del código electrónico que figura en el telegrama o en la web de Correíto Argentino.

En Banelco parece ser que alcanza con ingresar dicho código en el Menú Pagos: Nuevo Impuesto o Servicio y el sistema devuelve los datos para efectuar el pago.

En Red Link la cosa se complica un poco, ya que hay que entrar por menú. Pongo aquí como ejemplo el pago a través de la plataforma virtual del Banco Hipotecario.

♦ Primera pantalla > Pagos (1) > Menú Pagos: Nuevo Impuesto o Servicio (2).

♦ Segunda pantalla: Nuevo Impuesto o Servicio > Seleccione Rubro: Cobranzas para Empresas y Comercios (1) > Seleccione Ente: Correo Argentino (2) > Ingrese el Código de Pago Link (3) > "Batalla naval" (4) > Aceptar.

♦ Tercera pantalla: Confirmación de Pago > Aceptar.

♦ Cuarta pantalla: Operación Confirmada.


Correo, listo.

Declaración simplificada

Ahora resta efectuar los trámites detallados en el instructivo de la AFIP, desde la página 2 hasta la página 9 INCLUSIVE.

Para ello, tendremos a mano:

Identificador NACIONAL de envío. Es el que termina en "AR". Se lo puede encontrar fácilmente; ya sea en el telegrama o en la web de Correíto Argentino.

Importe del envío. Es el último dato que se introduce y completa el importe a tener en cuenta para generar o no VEP. Por ende, si el producto era inferior a USD 25 y con el precio del envío se los sobrepasa, corresponde pagar VEP.

A su vez, por cada producto distinto que integre el envío, tomaremos debida nota de:

Descripción del producto. Revisar que la descripción del producto no entre en colisión con legislación alguna.

Cantidad y unidad de medida: kilos, metros, metros cuadrados, metros cúbicos, litros, gramos, centímetros, centímetros cuadrados, centímetros cúbicos o par.

Precio total (en USD). Exacto, hasta el último centavo (el separador de decimales es el punto). Tiene que coincidir con lo detallado por el comerciante en el momento de la compra.

Procedemos, pues, a ingresar a la web de la AFIP. En Servicios habilitados seleccionamos Envíos Postales Internacionales, Declaración simplificada de envíos postales internacionales.


Ello nos redirigirá al Sistema Informático Malvina (SIM). Hacemos clic en Dec. Simplificada de Envíos Postales Internacionales, Carga de Declaración (menú desplegable del ángulo superior izquierdo).


En la pestaña Datos del Envío, ingresamos el Identificador (Nacional) del Envío y hacemos clic en CONSULTAR (1). Los datos de localización del destinatario se cargan automáticamente.

Ello no ocurre si el envío no califica para Puerta a Puerta (por exceso de importe o peso). Ahí deberemos cargar los datos manualmente (ver págs. 4 y 5 del instructivo de la AFIP).

Luego cliqueamos en la pestaña Productos del Envío (2).


En dicha pestaña es donde procedemos a dar de alta los productos que integran el envío, uno a uno. Llenamos los datos (1), hacemos clic en AGREGAR (2a) y quedan cargados en la planilla inferior (2b).

Por último, cliqueamos en la pestaña Controles y Liquidación (3).


Como este envío goza de la franquicia anual, no debemos pagar derechos de importación. En caso contrario, habría que hacer clic en CALCULAR para que el sistema calcule los derechos de importación (en USD).

Para finalizar, cliqueamos en GUARDAR y luego en PRESENTAR DECLARACIÓN.


Nos piden que confirmemos (clic en Aceptar)…


El sistema nos informa que todo salió de parabienes.


Si corresponde pagar VEP, el botón de PRESENTAR DECLARACIÓN cambia a GENERAR VEP.

No necesariamente debemos pagarlo en este momento. Podemos dejarlo para después, ingresando luego en Consulta y Confirmación del SIM.

Hacemos clic en GENERAR VEP y seleccionamos y confirmamos el sistema de pago: Red Link en mi caso.

Salimos de AFIP y entramos en la página web de nuestro banco.

Allí (se tomó como ejemplo el menú del Banco Hipotecario), desde el menú PAGOS, seleccionamos Pago de AFIP con VEP y confirmamos Volantes Electrónicos de pago generados por usted. Aparece nuestro VEP a pagar en pantalla [recién ahí nos enteramos del importe en ARS] y procedemos a abonarlo.

De ahí en más, si queremos consultar el estado, entraremos nuevamente al  SIM (siempre identificándonos previamente en la web de la AFIP). Haremos clic en Dec. Simplificada de Envíos Postales Internacionales, Consulta y Confirmación (menú desplegable del ángulo superior izquierdo).

Si el envío quedó embocado con un VEP y el pago del mismo no impactó en el sistema, el estado de la declaración será «PRESENTADA». Recién cuando impacte pasará a «PAGADA».


AFIP, listo.

Mientras esperamos el paquetito…

... Y habiéndole, antes, prendido velas a todos los santos para que el sistema dé «señales de vida», entraremos periódicamente a la web de Correíto Argentino; preferentemente por las mañanas; termo, mate, medialunas y otras delicias de por medio.

El primer indicio es encontrar la leyenda: «Ya tenemos registrado tu pago». Si tenemos en cuenta que este envío fue pagado el 24 de febrero a la madrugada y que la leyenda recién apareció el 3 de marzo, demora en impactar en el sistema unos siete días (cuatro días hábiles considerando que el 25 y el 26 de febrero fue fin de semana; y el 27 y el 28 hubo feriado por carnaval).


Luego hay que esperar a que Correíto Argentino le informe a AFIP que puede "proseguir el trámite". Es entonces cuando, casi una semana después (9 de marzo), se visualiza la otra ansiada leyendita: «Tu envío ha sido aprobado».


... En la web de la AFIP el estado cambia a: «LIBERADA A CORREO»; y ya queda a la espera de que el usuario confirme la recepción.


Seguimos todavía esperando modificaciones en la web de Correíto Argentino; hasta que aparece: «EN PODER DEL CARTERO». ¡A festejar, pues!


Luego de recibir el paquetito…

Si nos fijamos en detalle, pasó un mes desde que entró al país hasta que nos llegó a nuestro domicilio.


Ahora resta confirmar la recepción en AFIP…


… Y en la página donde lo hemos comprado. Vale.


Trofeos


Conclusiones y punto final hasta nuevo aviso

Siempre es cuestión de acostumbrarse a las nuevas normas.

Antes, una semana después de que ingresara al país, ya podías pasarlo a retirar por Aduana. Ahora, para que te lo entreguen en tu domicilio, tenés que esperar un mes.

Es cuestión de evaluar qué tan importante te resulta el objeto en cuestión y si está disponible en el país (porque otros lo han importado, quizás a menores costos).

Por último, quiero destacar el pormenorizado rastreo que se hace en la web de Correo Argentino (ya sé: metí el enlace como veinte veces, pero vale la pena para no tener que retroceder en el texto). Confieso que en todos estos años no he perdido un solo envío.

Detalle importante: Todos los 7 de abril Correo Argentino no trabaja. Olvídense de recibir algo ese día.